El Consejo Rector de Cooperativas Agro-alimentarias de Huelva, encabezado por su presidente, Francisco J. Contreras Santana, ha mantenido su primer encuentro con el delegado de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible en la provincia, Álvaro Burgos Mazo. A lo largo de la reunión, que ha tenido lugar en la sede de la Delegación en la capital, los consejeros han trasladado al titular del área las principales demandas del sector agrario, agroalimentario y cooperativo onubense, en el que se aglutinan 55 cooperativas con más de 20.000 agricultores y ganaderos, que facturan 860 millones de euros.

En línea con lo anterior, el Consejo Rector le ha trasladado al delegado la necesidad de simplificar los trámites burocráticos y administrativos a la hora de tramitar y presentar líneas de apoyo para favorecer la competitividad agroalimentaria. Ejemplo de ello es la tramitación de los Programas Operativos por parte de las Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH) de la provincia, en las que la federación tiene representación. A pesar de ser una demanda histórica del sector, en los últimos años, los procesos son más complicados debido a cambios interpretativos por parte de la Administración, ante los que muchas veces las cooperativas y sociedades agrarias de transformación no tienen tiempo suficiente para reaccionar y evitar las consecuentes penalizaciones económicas. Asimismo, la falta de medios humanos y técnicos para atender un elevado número de expedientes se traduce en un exceso de carga burocrática y en un retraso en la tramitación de los programas.

Por otro lado, la federación ha expuesto la necesidad de abordar una serie de inversiones en infraestructuras para mejorar la competitividad agraria de la provincia. Por un lado, han mostrado su apoyo a las reclamaciones de la Plataforma en Defensa de los Regadíos del Condado, que demanda la transferencia de 15 hectómetros cúbicos para mantener la agricultura en los pueblos de la comarca del Condado. Asimismo, los consejeros han hecho hincapié en la urgencia de acometer la obra del desdoble del túnel de San Silvestre para garantizar el desarrollo y la estabilidad de la agricultura de la provincia.

De igual manera, los representantes de Cooperativas Agro-alimentarias de Huelva han indicado que es preciso impulsar estudios económicos de la mano del Instituto de Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa), necesarios para desarrollar inversiones y gastos en medidas medioambientales de los programas operativos, vitales para el desarrollo de la actividad agroalimentaria onubense. En este sentido, la federación considera vital reforzar la investigación en una provincia como Huelva, donde residen seis de las veinte empresas agroalimentarias más exportadoras a nivel nacional, todas ellas cooperativas dedicadas, principalmente, a la producción de fresas y berries.  

Sin abandonar el cultivo de la fresa y las berries, y ante los últimos reportajes emitidos en televisión, que carecen de rigor informativo, los consejeros han solicitado al delegado respaldo a la labor que desempeñan las cooperativas onubenses. En concreto, le demandan a la Administración apoyo y colaboración para aplacar con datos técnicos y estadísticos las informaciones falsas que dañan la imagen de un sector referente en calidad y exportación. 

Asimismo, durante el encuentro, los consejeros han realizado una radiografía de las principales producciones y han pedido la reducción de los módulos del IRPF 2018 para cultivos como la castaña, la aceituna y los cítricos, cuyas cosechas se vieron afectadas por diferentes factores. Además, reclaman ayudas específicas, así como el diseño de una línea de apoyo con cargo al Plan de Desarrollo Rural para evitar la desaparición de un sector histórico en la provincia como es el vino, que ha perdido más del 90 por ciento de la superficie en los últimos años. 

En cuanto a los cultivos herbáceos, se ha puesto en valor la oportunidad que ofrece el cultivo del garbanzo no sólo como alternativa en la rotación con trigo y girasol, sino también como una producción estratégica en la provincia, al ser la única de la región que cuenta con el reconocimiento de una Indicación Geográfica Protegida (IGP) a una leguminosa, la IGP Garbanzo de Escacena. Asimismo, se ha destacado la importancia de atajar el problema de los puestos de aceituna ilegales, que ponen en jaque el buen hacer de las cooperativas olivareras de la provincia.

Igualmente, han vuelto a pedir el adelanto de la temporada de descorche, tal y como Cooperativas Agro-alimentarias de Huelva solicitó hace un año a la Delegación de Medio Ambiente, dado que la federación entiende adecuado y necesario este avance para el bien medioambiental de los alcornoques y la producción de corcho, una actividad emblemática en la provincia, donde se encuentra la única cooperativa a nivel nacional.

Por último, y no por ello menos importante, el Consejo Rector ha insistido en la necesidad de potenciar la investigación sobre la seca de la encina que amenaza las producciones de la dehesa, al tiempo de que se dote de recursos humanos y económicos la ejecución del Plan Director de la Dehesa. Asimismo, el sector precisa que se reduzca la burocracia normativa a la que están sometidos los ganaderos y solicitan más asesoramiento por parte de los funcionarios del área.

Tras esta primera toma de contacto con el nuevo delegado, Cooperativas Agro-alimentarias de Huelva muestra su satisfacción por la sensibilidad mostrada por el titular de Agricultura en la provincia con el sector y pone en valor el análisis realizado sobre los retos y oportunidades que tiene la actividad agraria y ganadera, así como el modelo cooperativo en Huelva.