Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía no da crédito a la campaña de inspecciones lanzada por la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, quien esta semana ha anunciado el inicio de inspecciones en las explotaciones agrarias para perseguir “la esclavitud” y “explotación laboral” en el campo, mediante la realización de cuestionarios que resultan de todo punto “vejatorios” y “criminalizadores”.

El sector agrario español es históricamente atacado por países competidores, con claros fines comerciales, una actuación dañina pero asumida con resignación. Sin embargo, que sea el propio Gobierno de España el que ataque a un sector como el agroalimentario, que solo en Andalucía supone el 11% del PIB y el 10% del empleo, y que lo haga tras dos meses en el que ha realizado un esfuerzo ingente para garantizar a españoles y no españoles el suministro de alimentos con las máximas garantías sanitarias y de calidad, colaborando además en la desinfección de calles y plazas, y suministrando EPIs a cuerpos de seguridad y centros sanitarios, es absolutamente inaceptable.

Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía recuerda a la ministra que el sector agroalimentario español en su conjunto es el que está manteniendo la economía del país en un momento de catástrofe planetaria. Que lo está haciendo pese a la grave crisis de rentabilidad en la que se hallan la inmensa mayoría de los sectores y teniendo que realizar inversiones adicionales para garantizar la seguridad de todos los trabajadores. Si bien agricultores, ganaderos y cooperativas no esperan medallas de condecoración, lo que no merecen es el descrédito, el agravio y la denigración que encierra esta campaña promovida por Trabajo.

La federación será la primera en denunciar situaciones de esa tipología si existiesen, las cuales podrían y pueden darse en el campo, en la hostelería, en la industria y, en definitiva, en todos los sectores económicos. Por ello, quiere dejar claro que Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía no está en contra de las inspecciones, pero sí del sesgo de esta campaña concreta enfocada en el campo y del flaco favor que el Gobierno de España hace a un sector al que debería estar agradecido y que, como se está demostrando, es rotundamente esencial no solo para el empleo y la economía sino para la vida y la calidad de vida de las personas.

En consecuencia, Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía pide una retractación pública por la denigración a este sector, así como cambios profundos en el cuestionario planteado, que resulta de todo punto criminalizador. Igualmente, insta a ampliar las inspecciones a todos los sectores, a fin de velar por los derechos de todos y cada uno de los trabajadores, independientemente de su área de actividad.